Una actitud

Mike Zwerin sobre el primer concierto de Miles Davis en Paris del libro "Miles Davis" de Ian Carr:

"Era 1957, y Miles se había convertido en un hombre importante: con su ropa, sus chicas, su nueva y relajada sección rítmica, su manera novedosa y abierta de tocar. Así que todos los que solíamos rondar por el Old Navy estábamos entusiasmados por la llegada de Miles a París (...) Las localidades del teatro Olympia para esa noche se habían agotado, pero a la hora de levantar el telón el paradero de Miles seguía siendo un misterio. Por fin, el telón se levantó y apareciero Barney Wilen, René Urtreger, Pierre Michelot y Kenny Clarke, completamente listos. Comenzaron a Tocar "Walkin'" y sonaban bien. Pero no se sabía nada de Miles Davis. Barney hizo un solo de tenor y cuando estaba terminando y alejándose del micrófono, Miles apareció desde los bastidores y llegó al micrófono sin disminuir el paso, justo a tiempo para empezar a tocar... Qué fuerte. Era una entrada digna de Nijinsky. Y si su coreografia fue buena, su interpretación aquella noche fue perfecta. Poco antes había efectuado su "retorno" y estaba poniendo toda la carne en el asador. Lo hacía en serio, se esforzaba, no era sólo una actuación (...). Durante la primera semana de sus actuaciones en el Club, como llamábamos al St. Germain, yo fui casi todas las noches"

Miles Davis Quintet 1967 "Walkin'"


Comentarios

El hombre que compraba el pan an´ca Paquita ha dicho que…
El día menos pensado te voy a dar una paliza. En la calle.

Hasta pronto, churri, ya veo que me echas de menos.