Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2007

Textos rescatados

Buscar y clasificar. Jugar con el orden. Buscar dentro de los números matrimonios imposibles. Conseguir a partir de principios enfrentados puntos comunes para desarrollar algo nuevo. Dizzy Gillespie hablaba o decía o pensaba que en el momento de tocar debes de tener un pie en el pasado (la tradición) y otro en el futuro. Yo le inserto que de este modo surgira el presente, aunque es algo obvio. John Coltrane tiene muchas anécdotas en su relación con la música. La más sorprendente sucedió con una mujer muy cercana a él que un día le llevo la transcripción de uno de sus solos, ahora no recuerdo cual, para que lo tocase de nuevo para ella. Coltrane miró la partitura e intentó tocarla pero no pudo. Le dijo que era demasiado difícil, en ese momento él no sabía que era su propio solo. Se sentía incapaz de repetir exactamente lo que él había hecho. A Sonny Rollins le preguntaron hace poco qué pensaba al hacer un solo, él respondio que no pensaba en nada, unicamente tocaba. Aquí regresamos a …

A proposito de A love supreme

Hace una semana murió Alice Coltrane. Para los amantes de los números y miembros de su religión en San Francisco pueden jugar con este dato y a mi me servirá para comenzar a escribir. En el año 2007 se conmemorará el 40 aniversario del fallecimiento de John Coltrane con 40 años de edad. Por eso durante este año se hablará mucho sobre él y ya ha comenzado a hablarse.
Natt Hentof era el encargado de escribir las palabras en las envolturas de los discos de Coltrane. Él contó como reaccionaba el safoxofinista cada vez que le preguntaba algo sobre el disco:
“Le llamaba y le decía: “John, voy hacer las notas para el disco” , y él siempre me decía lo mismo. “Hombre, ojalá no tuvieramos que hacerlo, porque si la música no habla por si misma, entonces ¿qué sentido tiene?”
Estoy de acuerdo con esta idea de Coltrane. Si cualquier solo cuenta una historia, pero no un relato escrito , sino una relación entre sonidos abstractos y que encuentran sentido por si mismos sin imágenes exteriores, para que e…
A mí también me gusta escribir de noche como a Schiller aunque todas las notas se terminan escribiendo de día. La noche, la aparición de las musas, revuelve lo más doloroso, todo aquello que nos hace sentir inseguros. La escritura como bálsamo o como “gestora” del problema. Quiero decir provocadora. La provocación de sentimientos infernales. El paso de las horas, esos minutos tristes sucedidos de cierta calma sin transición entre ellas. La tristeza es inmedible, nunca sé si estoy más o menos triste que otra vez que estuve triste. Tampoco sé cuando es mejor. Y no conozco las causas que llevan a ello. La teoría de los ciclos y las cubetas, como el mundo, tienen una vía de escape. Las vías de escape son siempre las que provocan la catarsis.

Aunque hoy no estoy triste. Pero es lo que sucede cuando una relato se inicia desde el centro saltando hacia delante y hacia atrás.