prosa IV

Los espacios son lo único que nos importa. Respetarlos es el principal error si lo que deseamos es entender las variantes de un mismo suceso, ya que los huecos que quedan entre las lineas son necesarias para una lectura clara. Para que palabras como vida, soledad, tiempo y muerte (o nacimiento) tengan un tono contundente no pueden estar demasiado cerca del resto, se les debe incluir en un lugar en penumbra para que no se pueda percibir si están limpias o sucias, para que no sean ni morales ni inmorales, a consecuencia de su ambigüedad las que la continúen están obligadas a tenerlas presente, desde atrás, como si ellas no iniciasen nada y fuesen la consecuencia involuntaria de un azar a la que ninguna se atreve a confiar pero sin posibilidad de negarse a que forme parte de la siguiente, olvidando que algún día nació y en otro morirá.

Comentarios

Sr Curri ha dicho que…
Protocolo de actuación ante las palabras.
El espacio es velocidad partido tiempo.
Saludos.
C.
Enrique ha dicho que…
Es un reflejo vital, deben espaciarse algunos placeres que resultan tan efimeros. Aun sonando frivolo, los viajes en metro son iguales, placeres tan momentaneos... casi ni se puede apreciar.