Prosa XI

Ya he terminado de escribir la novela. Me gusta. He conseguido que no tenga tristeza y eso realmente me hace sentir cómodo. ¿Escribir una novela será un modo de ser escritor? Debo de comprar tinta para la impresora y hacer algunas copias y enviarlas a distintas ciudades del mundo y esperar el juicio. Después escucharé lo que me digan y analizaré cual es la interpretación que se hace del libro y si es parecida con la mía. Estoy convencido que no está llena de tristeza pero el resto no suele estar de acuerdo. Mañana no debería despertarme muy tarde y poder dejar todo arreglado antes del medio día y comenzar una nueva historia una distinta obsesión que me entretenga, con el valor suficiente de no estar esperando que sucede con lo que ya tiene un punto y final. Como me gusta llevar vida de noche sentirme armónicamente estable y vivir, darle significado concreto y preciso a la palabra vida. Levantarme y tomar un café en la calle mientras leo el periódico y que las imágenes vayan tomando su lugar, ordenándose por sí solas sin que yo haga el esfuerzo de catalogar y agrupar. Pasear por las calles y regresar para explicarles a los sonidos que de ellos depende la creación de algo bello, liberador, comer y tocar durante toda la tarde. Después mirar alguna librería. Venir a casa y pasar la noche leyendo y escribiendo. Llamar a Felice y hacer el amor, leerle lo escrito antes de nosotros. Cambiar de lugares y de personajes. Encontrar tonos nuevos para cada día, nuevos espacios y nuevas voces, espejear una y otra vez con el otro lado y confudir la realidad. Ya veremos si soy capaz. Un proyecto. Una nueva novela. Ya lo sé. Necesito más dinero. Un sueño. Me encanta seguir durmiendo.

Comentarios

sònia ha dicho que…
¿Lo de la novela es cierto? Yo quiero una copia!!

El resto del escrito, lindo, como siempre ;-)

besotes,
sònia