Primeras elecciones y nuevos conceptos. #SãoPaulonãoexiste

Urbanismo: las favelas no existen y lo conocido anteriormente como éstas son “Comunidades” de ladrillos rojos unidos de un modo irregular combinado con chapas, alambres y plásticos, decoradas con alcantarillas al aire libre.

Matemáticas: la diferencia entre que un quilo de tomates cueste 2 reais hoy y dentro de tres días 9 se llama inflación controlada de un 6'5% gracias al gobierno de Dilma.

Redistribución de riqueza: subir el sueldo mínino de 630 reais a 724 y que la cesta básica de una familia de cuatro personas sea de media 400 reais cuando hace dos años era de 150 es ganar en poder adquisitivo, ya que tienes acceso al crédito ilimitado pudiendo aplazar el pago en cómodos 40 años. Resulta que endeudar a tus nietos es socialismo. (¿os suena?)

Rebelión: alguno de vosotros recordará los movimientos sociales en las calles que surgieron poco antes del mundial que reivindicaban una mejora de los medios de transporte, una igualdad real en la educación y sanidad, que denunciaba el sobre coste de los estadios de fútbol y las pocas infraestructuras acabadas con un presupuesto íntegramente perdido en el camino y que fueron reprimidas con una violencia por parte de la policía (bastante más violenta que la española, y ya es mucho decir) dignas de una dictadura militar implantando el orden.

Pues este movimiento no tiene ninguna presencia, ni la más mínima influencia en ninguno de los bandos. La repercusión es aún menor que en España. Aquí no se ha creado ninguna “marea” ni movimiento político como “Podemos” (con todas las críticas que se le pueda hacer) y no existe ninguna referencia en ningún medio de comunicación, ni análisis alguno que lo tenga en cuenta para el posible resultado electoral, a pesar de que en un país que es obligatorio votar se llegue, por primera vez, al 30% entre nulos, blancos y abstenciones.

Oposición: es indudable que un país con tal cinismo dentro del gobierno necesita un cambio. Sorpresa, sorpresa. En Brasil el opositor a Dilma Rouseff se llama Aécio Neves y es el cacique de Minas Gerais, gobernador, de familia bien, nieto de Tancredo Neves (primer presidente de la democracia), que nunca trabajó fuera de la política. Es el candidato del PSDB, lo que sería el PSOE en España, y hace y deshace en su estado, como “buen señorito andaluz”, a su oficio y beneficio. (Parece, aunque según el Tribunal Electoral, por eso lo pongo entre paréntesis, ha construido un aeropuerto privado en unos terrenos de su propiedad, pero una pena, no se puede probar ni se puede denunciar, yo lo llamo “el aeropuerto del equipaje de mano”)

Debería de ser fácil ser oposición pero no es así. La campaña está basada en gritar a los cuatro vientos que es mentira que vaya a eliminar todos los planes sociales del PT (Partido de los Trabajadores; Lula y Dilma) sino que los vas a mantener tal y como están. Más allá de lo discutible de algunos de ellos y sobre todo de su ejecución, cuando basas tu elección en mantener lo que está y no aportas ningún alternativa, es difícil que un lema como “Muda Brasil”, lema que uso su abuelo en las primeras elecciones democráticas tras la dictadura, sea creíble.
¿Qué sentido tiene votar a otro para continuar con las mismas políticas?

Silencio: sobre el aborto, los homosexuales, la igualdad real de la mujer, el extremismo evangelista, la homofobia, el Amazonas y sobre todo de Brasil.

Ordem e Progresso está escrito en la bandera.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Texto Rafael Argullol en su blog. 20.06.08

Juan Ramón Jimenez traductor.

The music I like to play. Thelonious Monk habla