Texto de hace unos años. Perdonen las faltas.

La mañana ha sido bastante tranquila aunque la noche ha sido poco receptiva a sueños agradables. La pesadilla ha adquirido su forma más cruel. Pero los sueños y las pesadillas tienen los mismos componentes y la diferencia se muestra en el sabor que te deja en la boca cuando se comienza a percibir la vigilia. Continúo esperando en casa a que pasen los minutos. La pesadilla de esta noche ha provocado mi huida hacia fuera. Sin vestirme ni tomar café me he duchado, dicen algunos que el agua limpia las impurezas más internas, y he salido a la calle en busca de la multitud. Llevaba conmigo el libro de la literatura nazi de Roberto Bolaño, me he sentado en una terraza de la plaza de la Universitat, he pedido un cortado y he comenzado a leer. Cuando han pasado unos 40 minutos he comprado el periódico y he buscado otro bar. Ahora conozco la historia inventada de la familia Mendiluce de dos generaciones. Padres e hijos; pensando en esa extraña relación que se crea entre los mayores y los jóvenes he encontrado en el periódico la historia de una mujer embarazada que ha sido asesinada en una finca de Velez-Rubio (un pueblo de Almería), en una analogía fácil he recordado la película que se estrena hoy en el cine El crimen de la novia que narra el crimen de Nijar (otro pueblo de Almería), y mezclando los asuntos he recordado el crimen de Gador , éste es cruel y a toda la familia del protagonista se le dio el apodo de Los mantecas. . Todo esto se podría contextualizar dentro de la pesadilla pero no ha sido así. La vigilia, la conciencia, a pesar de que el juego de la memoria es involuntario la mayoría de las veces, me ha dado la posibilidad de separarme de las acciones. La razón me mostraba el espacio, el extrañamiento. En definitiva la conciencia de unicidad. Con todas estas ideas he vuelto a casa y he estado tocando hasta que el hambre me ha invitado a acercarme a la cocina.
Ahora estás a punto de llegar y elijo la música que quiero que escuches cuando toques a la puerta. How deep is the ocean?

Comentarios